Mi departamento

Risaralda, sus orígenes

Los orígenes del departamento de Risaralda se remontan a la década de los años 60, aunque se trata de un proceso que tiene hondas raíces en la historia. 
El centralismo y el abandono del que fue víctima Pereira, se convirtieron en el detonador de una gesta separatista, que tuvo características similares en el Quindío, que también hacía parte del llamado Gran Caldas.
La primera manifestación segregacionista se presentó hacia 1924 cuando se cumplieron las reuniones preliminares para promover el proyecto que permitiera, más adelante, apartarse de la tutela manizalita, aunque fue precisamente en el Quindío donde la idea cobró inusitada fuerza, cristalizándose la conformación de dicho departamento en 1966.
Según lo relata el libro ‘Risaralda la Grandeza de un Pueblo’ (1990) “la tenacidad quindiana sirvió de acicate a los pereiranos para lanzarse a luchar de manera decidida por su autonomía, habiendo superado con la creación del Quindío el obstáculo geográfico que impedía sacar adelante el proyectado departamento de Risaralda”.
En agosto de 1965 se protocolizó la creación de la Junta Pro Departamento que de ahí en adelante tomó las riendas del movimiento, uniendo en torno suyo a todas las gestas cívicas, económicas y políticas que de manera entusiasta y segura agitaron con ahínco la bandera de Risaralda.
De esa junta hicieron parte don Gonzalo Vallejo Restrepo, considerado el padre del departamento; Guillermo Ángel Ramírez, Arturo Valencia Arboleda, José Carlos Ángel, Eduardo Valencia, Rafael Cuartas Gaviria, Alberto Mesa Abadía, Jaime Salazar Robledo, entre otros.
El 8 de junio de 1966 se dio a conocer el documento, un manifiesto de 18 puntos, que contiene el inventario de razones que esgrime el pueblo pereirano y risaraldense para emprender esta gesta separatista.
La campaña, agrega el documento, abarcó personalidades, comités y municipios y se cumplió con base en todo tipo de actividades, caracterizadas por el más claro acento pereirano, a tal punto que un periódico local de la época tituló: “Risaralda es un pueblo que prefiere la muerte en masa a vivir bajo el signo de la esclavitud”.
La creación de Risaralda
Mediante la Ley 70 de 1966, la cual entró en vigencia el 1 de febrero de 1967, fue creado el departamento de Risaralda por el Congreso de la República. 
Inicialmente el departamento estaba conformado por 13 municipios: Pereira, Apía, Balboa, Belén de Umbría, Guática, La Celia, La Virginia, Marsella, Mistrató, Pueblo Rico, Quinchía, Santa Rosa de Cabal y Santuario. Por entonces, Dosquebradas era un corregimiento y hacía parte de Santa Rosa de Cabal y luego de varios años adquirió la categoría de municipio.
El primer Gobernador de Risaralda fue Castor Jaramillo Arrubla, quien se posesionó en la Plaza de Bolívar en una multitudinaria ceremonia que contó con la asistencia del Presidente de la República, Carlos Lleras Restrepo.

 

Principales hitos en la historia de Risaralda

Inicio de la gesta

El 18 de agosto de 1965 comenzó la lucha por la creación del departamento en las oficinas de la gerencia de Confecciones Valher, por convocatoria de don Gonzalo Vallejo Restrepo.
Una vez aprobado el proyecto en la plenaria de la Cámara de Representantes, la iniciativa hizo su tránsito a la Comisión Primera Constitucional del Senado de la República, donde fue nombrado como ponente el senador Felio Andrade Manrique. La ponencia fue presentada y aprobada en dicha comisión el 13 de septiembre de 1966.


Veinte municipios

El proyecto inicial de creación del departamento de Risaralda contemplaba un total de 20 municipios. Sin embargo, tal como fue aprobado en la Cámara de Representantes se excluyeron tres de ese paquete inicial: Marmato, Riosucio y Supía. En consecuencia, harían parte del nuevo departamento: Pereira, Anserma, Apía, Balboa, Belalcázar, Belén de Umbría, Guática, La Celia, La Virginia, Marsella, Mistrató, Pueblo Rico, Quinchía, Risaralda, Santa Rosa de Cabal, Santuario y Viterbo. El Senado excluyó de ese listado a: Anserma, Belalcázar, Risaralda y Viterbo que quedaron en Caldas. Dejando definidos 13 municipios para el naciente departamento. 
Después Dosquebradas adquiriría la categoría de municipio aumentando a 14 el territorio, como se mantiene hasta la fecha.

 

Los municipios de Risaralda

 

Haz clic acá para conocer más sobre:

Pereira    

Dosquebradas  

Apía    

Belén de Umbría 

Balboa 

Guática 

La Celia 

La Virginia 

Marsella 

Mistrató 

Pueblo Rico 

Quinchía 

Santa Rosa de Cabal

Santuario

 

Símbolos del departamento

Bandera

La Bandera del departamento de Risaralda fue adoptada mediante la Ordenanza No. 018 del 3 de diciembre de 1969. Está elaborada en tela verde con tono esmeralda, en forma rectangular  y extendida en sentido horizontal.

Como símbolo propio lleva en el centro un arco descendente conformado por catorce estrellas en metal (plata) que representan cada uno de los municipios.  Sus medidas oficiales  son 120 por 60 centímetros.

 

Himno

La letra del Himno de Risaralda es autoría  del poeta Luis Carlos González y fue adoptada mediante Decreto 327 de mayo de 1980.  La música es de Laureano Betancurt Chavarro, adoptada mediante  decreto 0167 de abril de 1986.

El himno consta de coro y tres estrofas

https://www.youtube.com/watch?v=_7reVgBx6hA

 

CORO

Salve, recia fusión poderosa

de civismo, de brazo y montaña

que forjó con arcilla de ancestro

inmortales perfiles de estatua.

Risaralda con casta de hidalgos,

cumplirá -juro a Dios- su palabra

en jornada tenaz sin fatiga, y en función permanente de Patria.

 

I

Fiel retoñó de cepa labriega

en viveros de pueblos de Caldas,

conquistando futuro y espacio

para el vuelo cautivo en sus alas,

una aurora inicial de febrero

arrogante surgió Risaralda,

con honesta esperanza de surco y rumor de oraciones y fragua.

 

 II

 

No fue el odio que todo destruye

agresiva razón de su causa;

fue el anhelo de ver la semilla

convertida en dorada abundancia

y triunfante la airosa bandera

que en abrazo fraterno formaran

sus catorce lucientes estrellas

sobre mapa y labranza.

 

III

 

Más justicia, más paz, más trabajo,

más cultura, más luz y enseñanza

y más leña avivando la lumbre

hacendosa de la humilde cabaña,

es la ley natural que persigue

como meta final de su marcha,

esculpiendo su joven historia con orgullo, tesón y confianza.

 

Escudo

El soporte del escudo va en color  ocre y sobre el mismo  un blasón en azul claro con la leyenda RISARALDA.

El campo central es un rectángulo azul que simboliza realeza, majestad, hermosura y serenidad. En las armas, representa también respeto, equidad, justicia y orden.

Allí aparecen tres abejas que son símbolo de laboriosidad y trabajo.  En la parte inferior, el cantón  céntrico de forma triangular va en color verde que representa la tierra y en ella una piña en oro cómo símbolo de pujanza de la gente y la diversidad agrícola.  Los cantones derecho e izquierdo van en oro y en cada uno hay una rama de cafeto en su color natural que representa la industria básica de Risaralda.

 

 


Número de visitas a esta página 3062
Fecha de publicación 17/01/2017
Última modificación 12/09/2018